ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

RAFAEL POLPUYA NUNCA HA SIDO MIEMBRO

COMUNICADO DE LA SECRETARÍA DE INFORMACIÓN

 

Ante el pasado intento de usurpación por parte de algunos individuos ajenos a nuestra Asociación, de hacerse con el control de la misma, el Secretariado de Información de la YAMA’A  ISLÁMICA DE AL-ANDALUS, LIGA MORISCA, pone en conocimiento los graves hechos ocurridos, que no fueron expuestos anteriormente para no interferir en las decisiones y resoluciones de los Tribunales y de la Administración Pública. En tal sentido, y dado que se ha dictado Resolución por parte de la Dirección General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia, de fecha 12 de junio del presente año, por la que se confirman los cargos  de nuestra Junta Directiva, a la vez que desenmascara el intento de usurpación, estamos en condiciones de hacer públicos los hechos que a continuación pasamos a exponer:

 

Rafael Pol Puya nunca ha sido miembro, ni en la actualidad goza de tal condición, de la YIA-LM, por lo que no puede ser presidente de nuestra Comunidad.

 

Igual consideración tenemos que efectuar con respecto a la persona que ha pretendido ser Tesorero de esta entidad, Pedro Francisco Moreno Caballero, el cual ni pertenece ni ha pertenecido nunca a nuestra Asociación.

 

Por otra parte, con respecto al que intentó ser nombrado Secretario, José Luis García Aparicio, hemos de manifestar dejó de pertenecer a nuestra Asociación, al perder su condición de miembro el 18 de agosto de 2002, momento en que fue expulsado de la YIA-LM junto con el resto de la entonces Asamblea Provincial de Sevilla.

 

Es, a todas luces tan paradójico como insultante que tres personas ajenas a nuestra Asociación pretendan inscribirse ante la Dirección General de Asuntos Religiosos, como cargos directivos cuando no ostentan, ni tan siquiera, la condición de miembros. Efectivamente, con maniobras presuntamente ilegales, Rafael Pol Puya convocó una asamblea ilícita con el único propósito de apoderarse de nuestra Asociación, sin ni tan siquiera ostentar la condición de miembro, tal y como ya hemos manifestado; para ello ha incurrido en presuntas falsedades para, corsariamente, pretender hacerse con el control de nuestra Asociación. De todo ello, están teniendo debida cuenta los Tribunales.

 

No es la primera vez que Rafael Pol Puya -a pesar de no haber sido miembro de nuestra Asociación- ha pretendido hacerse con el control de la YIA-LM, acudiendo en representación de esta a una asamblea de la FEERI celebrada en Fuenlabrada (Madrid) el día 08 de septiembre de 2007, acreditando –al parecer- su condición de representante de esta entidad, según se desprende del acta de la propia FEERI. Tal situación, a todas luces delictiva, fue objeto de la correspondiente Querella Criminal que se sigue ante el Juzgado de Instrucción Nº Cuatro, de los de Fuenlabrada (Madrid), Procedimiento Abreviado Nº 5061/07; admitida a trámite mediante Auto de fecha 27 de diciembre de 2007, por el que el Sr. Pol Puya se encuentra imputado en dichas actuaciones.

 

Entre el día 03 y el día 14 de noviembre de 2007, un escaso número de miembros de nuestra Asociación convocó, sin el quórum necesario para ello, una Asamblea General Extraordinaria, a la que se unieron Rafael Pol Puya y otras personas que no gozaban de su condición de miembro de nuestra entidad, a celebrar el día 01 de diciembre de 2007, en la ciudad de Sevilla. Ante dicha convocatoria, y transcurrido el plazo sin que se recibiera el número suficiente para la misma, esta fue desconvocada por la Junta Directiva, informando a los convocantes de que tal convocatoria no contaba con el quórum necesario y de que no se estaba efectuando con arreglo a las normas estatutarias, por lo que quedaba desconvocada a la vez que se advertía de la ilegalidad de dicha asamblea para el supuesto de que se persistiera en su celebración.

 

Por otra parte, como quiera que al reducido grupo de miembros se les unió un número mayor de personas que, sin pertenecer la entidad, efectuaron dicha convocatoria –tal y como es el caso de Rafael Pol Puya que, enviando escrito de convocatoria a título personal y otro por el que se atribuía la representación de una pretendida Asamblea Provincial de Sevilla (inexistente)- nos vimos en la necesidad de advertirles de que no eran miembros de nuestra Asociación y que, por tanto, no podían legalmente convocar asamblea alguna, advirtiendo, igualmente, del inicio de acciones penales frente a los mismos. Igualmente actuamos con otras personas de alguna que otra provincia que, por ser desconocidas dada su condición de no miembro, ha resultado infructuosa en algún caso la notificación de que no podían convocar asamblea alguna.

 

Como quiera que llegado el día 01 de diciembre de 2007 los convocantes de la asamblea ilegal –al parecer- no estaban dispuestos a deponer su ilícita asamblea, nos vimos en la necesidad de efectuar requerimiento notarial a través del Notario del Ilustre Colegio de Sevilla, D. Miguel Ángel del Pozo Espada, con el Nº 3.663 de su Protocolo, el cual, aceptando dicho requerimiento, se trasladó en la fecha señalada, a las 11:00 horas, para advertirles de la ilegalidad de la asamblea, personándose en el lugar y encontrando en el mismo al denominado Rafael Pol Puya, el cual impidió que el Sr. Notario efectuase el requerimiento en sus propios términos, a la vez que se hizo cargo de la Cédula y del Certificado para transmitir a los asistentes el contenido del mismo; es decir, los allí existentes conocieron por segunda vez –en esta ocasión por conducto notarial- que la asamblea había sido desconvocada, que la misma era ilegal, a la vez que se advertía de las acciones legales que se producirían en su caso, salvo que el Sr. Pol Puya no lo pusiera en conocimiento de los asistentes.

 

Posteriormente, y en el plazo de 48 horas otorgado al efecto por el antedicho Notario, Rafael Pol Puya compareció en el estudio de aquel respondiendo al Requerimiento Notarial de forma grotesca y disparatada que nada tenía que ver con el objeto de dicho requerimiento.

 

Es obvio pensar que un número de personas que, sin ser miembros de nuestra Asociación, puedan –en modo alguno- interferir en nuestro organigrama interno, por ser esto contrario a la Ley y por ser presuntamente delictiva dicha conducta.

 

Por último, una vez destruida toda posibilidad de que personas extrañas a nuestra Asociación pudieran erigirse en representantes de la misma, ha llegado el turno a los Tribunales de Justicia frente a aquellas personas que temerariamente eligieron el camino de acciones presuntamente delictivas, pues situaciones como éstas no pueden quedar impunes y sin respuesta ante los Tribunales.